Sin categoría

Sin Anestesia: 2014 ¿Tocamos fondo?

2014 ¿tocamos fondo?
por Miguel Mier | 15 de diciembre de 2014

ma49

Empezamos el año 2014 con una gran esperanza de progreso económico, político y social. Conforme avanzaron los meses el panorama se fue ennegreciendo. Esta es mi última columna del 2014 por lo que les comparto mi opinión sobre como durante el año el día se hizo noche y la noche se hizo obscura.
Los analistas económicos arrancaron el año muy positivos. En enero las proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto estaban entre 3% y 3.5%. Hoy vemos que vamos a cerrar a penas arriba del 2%. La inflación que se esperaba abajo del 3% hoy la veremos cerrar casi en 4%. Los productos que más han subido de precio son alimentos y bebidas básicos como la carne, el jitomate y los refrescos (por los nuevos impuestos al alto contenido calórico). La inflación lastima a las familias de ingresos más bajos.
El 13 de enero de 2013 el dólar estaba a $12.90 peso por dólar, hoy está a $15 pesos un dólar. Nuestra moneda ha perdido valor a razón de 13.3% en doce meses. La devaluación del peso provoca presiones inflacionarias y otra vez le pega a las familias más vulnerables económicamente.
En enero el precio del petróleo mexicano estaba a $100 dólares el barril. Nuestras autoridades presupuestales definieron los gastos del gobierno considerando que el petróleo que vendemos al extranjero podría llegar a bajar a un mínimo de hasta $85 dólares por barril. Esos ingresos que pensaban que íbamos a tener ya se los gastaron en el presupuesto del año. El precio del petróleo por barril hoy es de $55 dólares. El país tiene muchos menos ingresos por venta de petróleo y el gobierno no baja el precio de la gasolina por que definieron intervenir ese precio para irle quitando subsidios en el tiempo. Gasolina cara para los mexicanos a pesar de que el precio del petróleo esta casi a la mitad.
La caída del PIB, la inflación, la devaluación y la caída en los precios del petróleo afectan principalmente a la población más vulnerable. En contraste, en el 2014, la revista Forbes confirma la primerísima posición de los multimillonarios a nuestro compatriota Carlos Slim como el hombre más rico del planeta. En nuestro México de contrastes este año 2014 va a abrir más la brecha en la distribución del ingreso entre ricos y pobres.
En el 2013 la película mexicana más taquillera fue una divertida comedia familiar de Eugenio Derbez “No Se Aceptan Devoluciones”. En el 2014 la cinta más taquillera fue un drama que crítica al gobierno y a los medios de comunicación: “La Dictadura Perfecta” de Luis Estrada.
El pacto por México fue una excelente medida política para pasar importantes reformas. El presidente de México y el gabinete contaron con un apoyo y confianza que no habíamos visto hace mucho. También el panorama político se fue ennegreciendo. Según datos de Consulta Mitofzki la aprobación de la gestión del Presidente era 55% a principios del 2014. Hoy es de 45%.
Los escándalos de la primera dama con La Casa Blanca y del Secretario de Hacienda con la Casa de Malinalco destruyen la confianza de la población hacia los líderes políticos por la evidente corrupción vivimos entre políticos a nivel federal, estatal y municipal. Empresas que no han dado explicaciones ni rendido cuentas como el grupo HIGA son un agravio para cualquier mexicano.
La desgarradora tragedia de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa destapó lo infiltrado que está la delincuencia organizada entre las estructuras de gobierno, también, a todos los niveles.
En enero teníamos un Presidente con gran capital político para transformar el país. Hoy tenemos un Presidente a quien le urge tomar acciones claras para restablecer la confianza sobre su liderazgo.
Un dicho popular cuenta que el momento más obscuro de la noche es antes de que salga el sol.
¿Tocamos fondo? Yo quiero creer que si. Yo quiero creer que tenemos la capacidad de aprender de lo que hemos hecho mal en el 2014. Quisiera pensar que la tragedia de Ayotzinapa no pasará al olvido y que veamos a ver acciones de gobierno firmes para limpiar las estructuras del poder.
Quiero pensar que los escándalos de La Casa Blanca y Malinalco van a llevar a mayor transparencia y rendición de cuentas para todos los servidores públicos. Quiero pensar que toda la presión social que han puesto los medios de comunicación y las redes sociales van a servir de algo para mejorar nuestro país en el 2015.
Todos estos son buenos deseos y ojalá que se cumplan, pero son acciones que están lejos de nuestro día a día como ciudadanos. Si queremos cambiar a México empecemos por cambiar lo que hacemos todos los días.
Hoy la actitud más patriótica que podemos tomar es de trabajar más, estudiar más, producir más, ahorrar más y exigirles alas autoridades que hagan los mismo.
Mis mejores deseos para un 2015 feliz, productivo y con una sociedad civil más participativa.

@MiguelMier

Anuncios
Estándar

One thought on “Sin Anestesia: 2014 ¿Tocamos fondo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s