Sin categoría

El precio del petróleo se desploma, ¿quiénes ganan?, ¿quiénes perdemos?

Sin anestesia
16/11/2014 21:52 / Miguel Mier
miguel-mier
El precio del petróleo se desploma, ¿quiénes ganan?, ¿quiénes perdemos?
“El dinero está hecho… hecho por el esfuerzo de cada hombre honesto, cada uno en la medida de sus habilidades. Un hombre honesto es aquel que sabe que no puede consumir más de lo que produce”, Francisco D’Anconia (personaje del libro La Rebelión del Atlas de Ayn Rand… uno de mis libros favoritos)
En junio el precio del barril crudo de petróleo Brent se cotizaba en 115 dólares, en octubre en 85 dólares. Esa es una caída en el valor de uno de los principales insumo energético para la humanidad de 25 por ciento en cuatro meses.
El principal ganador por esta caída de precios del petróleo es la humanidad entera. El economista Tom Helbling del Fondo Monetario Internacional presentó un estudio que dice que cuando cae 10 por ciento el precio del petróleo crece 0.2 por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) de todo el planeta. En este caso el crecimiento del PIB mundial sería de 0.5 por ciento lo cual es un crecimiento económico mundial enorme.
Los principales productores de petróleo son Estados Unidos, Arabia Saudita, Rusia, China y Canadá. Los cinco principales exportadores netos (esto es lo que exportan menos lo que importan) de petróleo del mundo son: Arabia Saudita, Rusia. Emiratos Árabes Unidos, Kuwait e Irak. Los cinco principales importadores netos (mismo cálculo, lo que importan menos lo que exportan) son: Estados Unidos, China, Japón, India y Corea del Sur. Esta caída en el precio del petróleo afecta a los exportadores, porque venden más barato su producto, y beneficia a los importadores por que compran más barato ese insumo.
Los países más desarrollados y los que están creciendo son los países que más energía consumen.
Tomemos el caso de China, que es segundo mayor importador de petróleo. Por cada 1 dólar que baje el precio del crudo el país ahorra 2.1 billones de dólares. La caída que se estima no es de 1 dólar sino de casi 30 dólares por barril, por lo que China estaría ahorrando 60 billones de dólares que van a servir para crecer el mercado interno y el nivel económico de toda la población China. China es uno de los grandes ganadores de esta bajada de precios.
Y ¿cómo le va a ir a México? Para empezar México es un país exportador de petróleo y como a todos los exportadores la caída en el precio tiene un impacto negativo. En pocas palabras de entrada nos va a ir mal.
Como segundo punto, el gobierno hizo su presupuesto de gasto del año 2014 y 2015 considerando los ingresos de la venta del petróleo. El presupuesto consideraba los barriles que México produce en un año a un precio base que nunca esperaban que cayera por debajo de ese precio. Hoy el petróleo está muy por debajo del precio piso y se mantendrá abajo. Esto hará que el gobierno mexicano esté en déficit por que no tiene los ingresos necesarios para hacer los gastos que ya se comprometió a hacer. Ante este déficit hay dos opciones: a) cobrarnos otra vez más impuestos a los que pagamos impuestos y b) endeudar al país para que lo que gastamos hoy lo paguen las generaciones futuras.
Como tercer punto podríamos pensar que una caída en el precio del petróleo suena bien por que podría ser que baje el precio de la gasolina y la economía familiar se vería beneficiada. Eso podría pasar en los países en los que el precio de la gasolina se mueve libremente de acuerdo con la oferta y la demanda. Eso no pasa en México. Hemos subsidiado el precio de la gasolina y paulatinamente lo estamos liberando. El precio de la gasolina ya está determinado por el gobierno independientemente del precio del crudo a nivel mundial. O sea, las familias mexicanas no van a ver bajar el precio de la gasolina pero sí van a ver subir sus impuesto o endeudar más el país.
La lección práctica que podemos sacar de todo este análisis de los precios del petróleo es la regla básica de la generación de riqueza. Los países ricos, las empresas ricas y las personas ricas no son lo que más dinero ganan, sino los que menos dinero gastan con relación a sus ingresos.
México como país decidió basar su presupuesto de gasto en un producto cuyo precio puede fluctuar en el mercado. Es como un vendedor al que le dieron una cita para mostrar sus productos y ya se gastó la comisión de lo que aun no ha vendido.
En los gobiernos, las empresas y la economía familiar la clave de tener finanzas sólidas es gastar menor e ingresar más. Parece que lo que estoy sugiriendo es una simpleza, sin embargo, sigue siendo la solución de todos los problemas económicos que se viven a nivel nacional, estatal, municipal, empresarial y familiar.
El autor es licenciado en Economía por el ITESM, con maestrías en Administración y Tecnología por las universidades de Stanford, Carnegie Mellon e ITESM. Es ejecutivo de Entretenimiento y profesor en la Maestría en Administración (MEIM) en la Universidad Carnegie Mellon de Los Ángeles, California.
mmier@stanfordalumni.org
@MiguelMier
Google+
Compártelo:
Más

IMG_1310.JPG

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s