Sin categoría

Tres niños, una flauta y teoría económica.

ImagenTres niños, una flauta y teoría económica.

por Miguel Mier  |  19 de mayo de 2014

 

“La privación no radica en que la gente no posea, sino en aquello que les incapacita para poseer los logros favorables de las personas que son las oportunidades económicas, las libertades políticas, condiciones sociales, buena salud y educación que se ponga a su disposición”. Amartia Sen (premio Nobel de Economía 1998).

 

Uno de los genios en vida es el economista indio Amartia Sen. Amartia Sen ha impartido cátedra de economía y filosofía en las universidades de UC-Berkley, Stanford, MIT, Oxford, Delhi School of Economics y London School of Economics entre otras. Desde 1986 es University Professor en la Univesidad de Harvard, máximo nombramiento que puede recibir un profesor. En 1998 recibe el premio nobel de economía. En 2009 el Harvard University Press le publica un libro de filosofía y economía titulado “The Idea of Justice” o “La idea de la justicia” y es de ese libro del que les quiero compartir algunas ideas. El libro empieza con un cuento. La historia de tres niños: Ana. Bob y Carla y una flauta. Con ese cuento Amartia Sen nos enseña los principios de filosofía económica que les quiero compartir esta semana.

El sencillo cuento de Ana, Bob, Carla y la flauta intenta explicar ¿cuál de los tres niños debe de tener la flauta?. Ana dice que debe de ser ella por ser la única que la sabe tocar. Desde esa perspectiva y sin conocer a los demás niños hace sentido pensar que quien mayor provecho puede sacar a las cosas es quien las debe tener. Este es un pensamiento económico utilitario, basado en la utilidad que se puede derivar de cualquier bien.

Bob dice que él debe de tener la flauta por que es el más pobre, no tiene ningún juguete y Ana y Carla si tienen otros juguetes. Desde esta perspectiva Bob usa una teoría económica igualitaria o socialista, donde las condiciones de las personas se deben igual independientemente de sus capacidades, méritos o trabajo. También hace sentido la petición de Bob.

Carla dice que ella debe de tener la flauta por que ella es quien hizo la flauta. A Carla le parece absurdo que estén pensando en tener la flauta quienes ni siquiera trabajaron en su fabricación. El argumento de Carla también hace sentido y se basa en la teoría económica liberal de que los bienes deben de ser de quienes trabajaron para tenerlos. En palabras del revolucionario Emiliano Zapata “La tierra es de quien la trabaja”.

Hasta este punto, como pueden descubrir los argumentos de los tres niños pueden ser válidos y no es tan claro ¿cuál de los tres debe de tener la flauta? Este debate no es solamente económico sino también ético: ¿qué es lo correcto? ¿qué es lo justo? Por eso el libro de Sen se titula “La Idea de la Justicia” y empieza con este cuento. Lo admirable de las lecciones de Amartia Sen es que con un cuento tan sencillo nos puede poner a reflexionar sobre tres principios económicos que durante siglos han dividido al mundo. El capitalismo, el socialismo y el liberalismo. Hoy mismo cada gobierno tiene que definir que enfoque darle a su política económica.

Pensé que este breve cuento de Amartia Sen es hoy relevante en México dadas las reformas estructurales que están negociando las fuerzas políticas del país. Hoy el gobierno de Peña Nieto se juega el futuro de nuestro país dependiendo de que tan a fondo va a meter la mano en “regular” la economía y que tanto va a permitir al mercado lograr las eficiencias que la libre competencia otorga a la población general. El dueño de flauta hoy se llama Luis Videgaray, el arquitecto de las reformas. En su última visita a su Alma Mater MIT (Massachusets Institue of Technology) se definió como un economista “intervencionista”. Esto quiere decir que cree que el gobierno debe de intervenir en los mercados y no dejarlos a la libre competencia. Ojalá que su “intervencionismo” corrija errores históricos de gobiernos pasados que hoy la población de nuestro país sigue sufriendo.

Doy un ejemplo concreto que nos afecta a todos los mexicanos. La falta de competencia en telecomunicaciones ha hecho que el costo del minuto de telefonía celular sea más caro en México que en todos los países de la OCDE. Así de grave, hablar por celular en México es más caro que hablar por celular en España, Francia, Estados Unidos o Canadá y también más caro que en Guatemala, Costa Rica y Honduras. ¿Por qué? Por que hace 4 Presidentes privatizaron Telemex y no le han abierto verdadera competencia ninguno de los 3 Presidentes que sucedieron a Carlos Salinas de Gortari. Ojalá que hoy Luis Videgaray intervenga la economía pero para abrir a la competencia y hacer que la eficiencia de los mercados le permita a los mexicanos acceder a mejores productos y servicio a más bajo precio. El gobierno, con las leyes secundarias, tiene hoy la oportunidad de corregir errores del pasado. Ya veremos a quien le entregan la flauta.

@MiguelMier

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s